• admisiones@gimnasiodeguilford.edu.co
  • Vía Suba a Cota – Km. 7
  • 310 6280638
  • Blog de Guilford

    Nuestra Deportista: Alexa Ausín Chouciño

    Alexa Ausín Chouciño es española, pero como nació en Ciudad Sandino, Nicaragua, el 29 de noviembre de 2007, también tiene la nacionalidad nicaragüense. Sus padres llevan muchos años trabajando en América Latina, por eso Alexa ha vivido en distintos países.

    Cuando tenía cinco años dejó Nicaragua para trasladarse a Perú, y con diez años vino a vivir a Colombia. Desde muy pequeña Alexa tiene dos grandes pasiones, los animales y el deporte. En Managua, con 3 años, empezó a jugar al tenis y a montar a caballo, mostrando una grandísima habilidad en estas disciplinas. Las clases de tenis y de equitación eran un juego para ella, pero además no podía quedarse quieta a la vista de cualquier balón de fútbol o pelota de baloncesto que se le pusiera por delante. También en Nicaragua aprendió a nadar, y participó en las competiciones organizadas por su primer colegio, el Pierre y Marie Curie de Managua. Cuando la familia se instaló en Perú, Alexa continuó con sus clases de tenis en el Real Club de Lima, y en el primer torneo que participó representando al club, con 8 años, quedó semifinalista entre los niños y niñas de su edad.

    Todos los viernes por la tarde, a pesar de las grandes distancias y el tráfico de Lima, su padre le llevaba al Centro Ecuestre de Hugo Paurinotto, en donde siguió perfeccionando el arte de la equitación. Los primeros años en Lima, también como una actividad extraescolar, Alexa empezó a practicar la gimnasia deportiva en el Club Colonia. Todos los sábados por la mañana, Gabriele Föhrding, que fue la entrenadora nacional del Perú de Gimnasia Artística y presidenta de la Federación Peruana de Gimnasia, le enseñaba a Alexa a saltar, hacer volantines, pararse de manos y a hacer ejercicios en las barras asimétricas, el piso o la viga de equilibrio. Desde entonces, no puede estarse quieta…

    Tras participar en algunas exhibiciones de gimnasia, Alexa empezó a mostrar más interés por los deportes de equipo, y se integró en el equipo de baloncesto femenino del Real Club de Lima. Además de hacer muchas amistades, con el baloncesto se acrecentó su interés por la competición. Dos días a la semana de entrenamiento en el club, y los sábados los partidos de los torneos. Con el aliento de las gradas, Alexa empezó a destacar como una de las principales anotadoras de su equipo de baloncesto, pero a pesar de los éxitos, y quién sabe si arropada por el fervor futbolero previo al campeonato mundial de Rusia 2018 que se vivió con mucho ímpetu en Perú, decidió cambiar la pelota por el balón, y las manos y la canasta por los pies y la portería, que es como se le llama en España al arco.

    En Lima, antes de cumplir los 10 años, empezó a entrenar como futbolista en el complejo deportivo de la Municipalidad de San Isidro, y en muy poco tiempo se convirtió en la principal goleadora del equipo infantil. Ya en Bogotá, además de no soltar el balón en los recesos del Guilford, ha estado entrenando tres días a la semana en la Escuela Oficial del Fútbol Club Barcelona en Colombia. No saben que están entrenando a una gran rival, porque su corazón ha sido, y dice ella que será siempre, totalmente blanco, del Real Madrid.

    El sueño de Alexa es llegar a ser una gran estrella del fútbol femenino, una categoría que cada vez tiene más seguidores en el mundo, y seguro que con toda la ilusión y empeño que pone en el balón, sin duda lo conseguirá.

    Leave a comment